SERVICIO DE ACOMPAÑAMIENTO

Mucha gente pensará que “acompañamiento” es para -no sentirse solo-, sin embargo esta definición dista mucho de la realidad.

Por desgracia existen personas, tanto hombres como mujeres, que para protegerse y blindarse de denuncias falsas deben ir acompañados cada vez que van a recoger a sus hijos, puesto que en muchas ocasiones esto es motivo de conflicto, tanto en las entregas y recogidas de menores, en domicilio del otro progenitor, como en centros escolares, juicios, etc..

En muchas ocasiones puede ser un “lujo” por querer -curarse en salud-, pero en otras resulta absolutamente imprescindible, como cuando hay una orden de alejamiento de por medio, en ese caso, esta persona necesita de otra que constantemente haga de intermediario con el otro progenitor para poder disfrutar del tiempo con sus hijos.

Por todo ello es por lo que este servicio, sustentado tanto por asociados como por voluntarios, se hace tan indispensable.